domingo, 21 de marzo de 2010

El duro pulso entre el hombre y los puentes sobre el río Gállego.


El río Gállego ha formado una muralla natural que ha aislado y protegido a la ciudad de Zaragoza, pero a la vez ha dificultado notablemente las comunicaciones entre ambas orillas.

La construcción de un puente sólido sobre este río, junto a la ciudad de Zaragoza, resultó ser una de las empresas más difíciles y problemáticas de todas las conocidas en el siglo XVI, al menos en Aragón. Por aquellos lejanos tiempos, año 1578, se comenzó la construcción de un puente de obra con once arcos de piedra. Los trabajos en el puente fueron sumamente dificultosos debido a las continuas avenidas del río. De hecho en 1582, estando ya las obras muy avanzadas, sobrevino una inundación tan grande que se llevó y destrozó gran parte del puente, quedando solamente en pie cinco arcadas y bastante resquebrajadas, por cierto.

Una vez más se volvió a la utilización de barcas para cruzar el impredecible río, y nuevo intento por construir un nuevo puente, esta vez de madera. Se realizó a continuación de lo que restaba del antiguo de piedra, del que se aprovecharían algunos pilares. También fue destruido, y los siguientes...también, era una lucha que puso de manifiesto, una vez más, el carácter terco del aragonés. La escasa consistencia del lecho del río les estaba ganando la partida y las soluciones definitivas no llegaban.

Desde el año 1400 la continuada construcción de puentes y pasarelas sobre el río Gállego fue una constante. Se trataba de la arteria principal que comunicaba Madrid a Francia por Zaragoza y la Junquera, aparte de ser el camino natural a Barcelona, y eso era vital para las comunicaciónes de la época.

Al final de la Avenida de Cataluña, frente a las casas del antiguo taller de bicicletas y de la urbanización "Ríos de Aragón" se pueden apreciar restos de aquellas arcadas de obra, del legendario puente de piedra, que nunca se llegó a finalizar.





Año 1920. Esta señora tan elegante está a punto de entrar en la Avenida de Cataluña, tras disponerse a abandonar el puente colgante sobre el río Gállego.

Al fondo de la fotografía se aprecia la antigua harinera de "Villarroya y Castellano", fundada en el año 1848 y construida sobre un antiguo batán que ya existía en el año 1572. Años después se reconvirtió en azucarera " La Raperi" que ocupó el mismo emplazamiento. Esta fábrica se incendió en 1855 quedando totalmente destruida, dos años después, su reconstrucción sorprendió por el lujo de las espaciosas habitaciones tanto para los dueños como para los empleados. Contaba también con un oratorio donde se celebraba misa los días de precepto.

Esta harinera se encontraba exactamente en la bifurcación de la carretera de Montañana con la Avenida de Santa Isabel, lo que es actualmente la calle Manuel Vázquez Montalbán , en pleno camino de Barcelona, como dirían entonces.

Como he señalado, la harinera contaba con una lujosa estancia para los dueños, que sirvió en más de una ocasión de hospedaje para miembros de la familia real, cuando estos se encontraban en tránsito a Barcelona.



Arancel de 1772. Los pasos por los sucesivos puentes y pontones que a lo largo de los siglos han existido sobre el río Gállego, siempre estuvieron reglados y controlados, nadie se escapaba al obligado peaje, era todo un mundo, que no tenía nada que ver con la visión que de ello podamos hacernos en nuestros días.
La empresa que lo construyó cobró un peaje durante veinte años y, cuando, terminado este plazo, quedó su conservación a cargo del Estado, los Ingenieros pudieron observar los graves defectos de que adolecía, viéndose precisados a proponer una limitación de cargas, a pesar de lo molesta que resultaba para el público esta medida en un lugar tan concurrido.




La antigua pasarela dio un satisfactorio servicio durante casi un siglo. Los carruajes que por ella transitaban debían mantener una cierta distancia de seguridad, era frecuente que por el centro de la misma cediera hasta casi medio metro, si el carro iba demasiado cargado...toda precaución era poca.

Al fondo a la derecha se puede apreciar parte de una de las arcadas del legendario Puente de Piedra de 1578, que nunca llegó a entrar en servicio.


Año 1987. Foto tomada desde la Urbanización Ríos de Aragón (al final de la Avenida de Cataluña). El río Gállego baja con una crecida cuantiosa y al fondo, ya en la zona de Movera, se aprecia el soporte que sirvió de apoyo a la antigua pasarela.

En el pasado estos caudales del río eran habituales, no hay que olvidar que no existían por la tierra alta, las cuantiosas presas que enbalsan el agua.




Años 20. Foto muy similar a la anterior donde se aprecia el soporte de apoyo de la antigua pasarela. El puente actual estaría a la izquierda de la foto, y el último ramal del puente añadido, más a la izquierda todavía.



Esta foto es muy similar a las anteriores, y está tomada justo donde años después se construirían las casas que dieron albergue a Motos el Gállego y también guarderia de bicicletas durante muchos años. La Azucarera no estaba construida todavía, y no olvidemos que sobre los mismos terrenos se construyó sobre 1979 la Urbanización Ríos de Aragón (Cobasa).


Foto casi idéntica a la anterior, se aprecian claramente los terrenos sin construir de Motos el Gállego y parte de los terrenos destinados a la Azucarera, aún sin construir (se hizo sobre 1905).


Año 1950. La antigua pasarela ya no está, pero se aprecia al fondo a la derecha el acueducto que transportaba la remolacha, proveniente de los silos que la azucarera "Raperi" tenía (todavía están a día de hoy) en los aledaños del Colegio Juan Pablo Bonet.

La enorme roca a la derecha son restos del antiguo puente de piedra del siglo XVI.


Sobre 1895, puente colgante sobre el río Gállego. Varios carruajes se disponen a pasar la aduana (fielato) antes de su entrada en Zaragoza, mientras, un guarda a caballo controla que se cumpla todo correctamente.
Todo señala a que con anterioridad a la construcción del Puente de Santa Isabel en 1839, se realizó un intento con otro mucho más poderoso, 22 arcadas parece ser que tenía o que pretendía tener, pues nunca se completó, ¡ impresionante pulso entre el hombre y un bravo río Gállego !
Los primeros años del nuevo puente colgante fueron duros. Las fuertes riadas arruinaron parte del mismo en 1839 y 1841. No existen datos concretos, pero la gran riada del 2 de abril de 1883 bien pudo haber sido una de las más expectaculares: 1.370 metros cúbicos por segundo, llegando a alcanzar una velocidad de 4 metros por segundo.
No obstante en el mes de septiembre de 1900 se registraron 1548 metros cúbicos por segundo y la velocidad algo superior a los 4 metros segundo.


Sobre 1950. Más de medio siglo separa esta vista de la anterior. El puente-pasarela ya ha desaparecido y en su lugar está el que todos conocemos en la actualidad, inaugurado en 1930, falta, lógicamente, el añadido que se construyó en la parte derecha de la foto en 1970.

Al fondo a la izquierda aparece "Bicicletas el Gállego" y guardería a su vez, y los edificios de la Azucarera algo más atrás.



Finales del siglo XIX. El viejo puente colgante de Santa Isabel en pleno apogeo. Al fondo se aprecian los grandes edificios de las fábricas de harina que, pertenecientes a los señores Villarroya y Castellano, se levantaban junto al acceso, en pleno camino a Barcelona. La vivienda de estos señores era lugar frecuentado por la nobleza cuando estaban de viaje.




El viejo puente no estaba muy transitable en aquellos días, precisamente.
Se aprecia a la izquierda la caseta del fielato, nadie podía atravesar el puente sin pagar. Los enfrentamientos entre los arrendadores y usuarios del puente, en todas sus épocas, fue una constante, que en ocasiones llevaba a las amenazas, incluso de muerte.
Fielato era el nombre popular que recibían las casetas de cobro de los arbitrios y tasas municipales sobre el tráfico de mercancías, aunque su nombre oficial era el de estación sanitaria, ya que aparte de su función recaudatoria servían para ejercer un cierto control sanitario sobre los alimentos que entraban en las ciudades.



Siglo XVI. El grabado corresponde al primitivo Puente de Piedra de once arcadas y que nunca llegó a ver el final. Una fuerte riada lo destrozó cuando estaba a punto de ser inaugurado. Otros intentos seguirían con el pasar de los años, pero el agua torrencial del río Gállego puso a cada cual en su sitio.


En 1969 se procedía a la demolición de los restos de aquel legendario Puente de Piedra, para apoyar el segundo puente de hierro, inaugurado un año más tarde.



Año 1935. Foto tomada desde el nuevo puente de Hierro o del Gállego, a la altura de Movera. Se aprecia a la izquierda el acueducto que transportaba remolacha por la fuerza del agua que circulaba en su interior. Los depósitos de carga estaban situados en los terrenos que existen junto al Colegio Juan Pablo Bonet y se trataba de abastecer a la Azucarera del Gállego, al fondo de la foto.
Actualmente sobre esos terrenos se encuentra la Urbanización Ríos de Aragón.


Año 1940. La foto está tomada finalizando la Avenida de Cataluña, es decir, antes de llegar a la actual Urbanización Ríos de Aragón (Cobasa) ó antes de entrar a la Azucarera del Gállego, situada en el mismo lugar, en el pasado. Precisamente la casa de la foto correspondía a la vivienda del director de la propia Fábrica.
La imagen con interminables colas de carruajes, fue harto frecuente durante décadas, con una azucarera a pleno rendimiento que se abastecía de remolacha, acarreada "principalmente" con las barcazas desde aguas arriba del Canal Imperial. Dentro de la Azucarera existía apeadero de ferrocarril, que era otra forma de abastecerse la azucarera.




Sobre 1960. Foto aérea del Puente del Gállego y Azucarera del Gállego a la izquierda.


Año 1992. Otra foto aérea similar a la anterior pero unos años después. Ya está construido el segundo Puente de Hierro (lado derecho de la foto). Asi mismo se aprecia a la derecha la entrada a la factoría CAF y frente a ella la Urbanización que sustituyó a la antigua azucarera.
La Avenida de Cataluña que hemos conocido de siempre se gestó allá por 1860, más o menos:
..."Desde el puente de Piedra y del Arrabal, que el Ebro separa de la ciudad, sale un nuevo paseo llamado del Puente de Gállego, que consta de tres calles con dos filas de árboles, dirigiéndose por la carretera de Barcelona al puente colgante de Santa Isabel, que dista media legua. Este paseo ó camino ha sido construido nuevamente por la Dirección general de Caminos, habiendo quedado el antiguo a la derecha de este, como senda de herederos. "




Plano del puente del Gállego en el año 1820. En el se aprecia la enorme desviación que sufrió el río lo que originó la ruina de aquel legendario puente de Piedra, 250 años antes.

2 comentarios:

  1. Buenísima investigación de este puente tan importante. Es una pena que, a pesar de lo transitado y utilizado que es, la larga historia que le acompaña sea desconocida.
    Es una sorpresa para mi, que este "vecino" mio escondiera tanta historia.

    PD: Voy hacer un trabajo sobre como funciona la estructura del puente de santa isabel de 1930 y tu post me va ayudar mucho. ¡Gracias de antemano!

    ResponderEliminar
  2. Esta información es interesantísima, ¡¡¡muchas gracias!!

    ResponderEliminar