domingo, 21 de marzo de 2010

¡¡ POR FÍN, UN NUEVO PUENTE...Y DE HIERRO !!


Año 1951. Entrada al Puente de Hierro desde las Tenerias, a la derecha quedaría la calle Monreal.



El río Ebro fue la frontera natural con que se encontró Zaragoza en su expansión urbana, aunque siempre sintió la necesidad de una comunicación fácil y cómoda con la otra margen, con la margen izquierda. El Puente de Piedra cumplió a la perfección esa función de nexo entre ambas márgenes hasta la expulsión de los franceses, allá por el año 1814. Los desperfectos causados por éstos en los arcos del puente, lo convirtieron en un paso quebradizo y peligroso. Pronto surgió la idea de construir un segundo puente sobre el río que ayudara o sustituyera el viejo de Piedra.

La idea parecía irrealizable ante la envergadura de la obra que se proponía. La Estación del Norte, con su trajín diario de carros cargados de mercancías para la ciudad, aceleró el deterioro y el Ayuntamiento se vio en la obligación de solicitar de la Autoridad Superior un nuevo puente y un nuevo trazado de la carretera de Madrid a Francia.


La primera piedra se colocó el 7 de mayo de 1887, pero por diferentes problemas y falta de acuerdo entre lo ingenieros quedaron las obras paralizadas hasta 1893. Finalmente fue inaugurado un 18 de octubre de 1895.




Años 50. Puente de Hierro con el Templo del Pilar al fondo. Se puede apreciar que todavía no se habían iniciado las obras del nuevo ayuntamiento.


Años 60. Puente de Hierro con la Basílica del Pilar y las avanzadas obras del nuevo ayuntamiento al fondo.



Las diferencias de nivel de las aguas del río Ebro entre época de avenidas y de estiaje, suelen ser considerables, como la que puede observarse en estas dos fotografías.



A no dudar que la gran riada de enero de 1871 hubiera saltado por encima del Puente de Hierro.




Año 1951. El viejo tranvía con destino al Barrio de Jesús, atravesando un solitario Puente de Hierro.



El Puente de Nuestra Señora del Pilar, más conocido como puente de Hierro, cruza el río Ebro uniendo la avenida Puente del Pilar con la calle de Alonso V y el Paseo Echegaray y Caballero.
El puente de hierro fue uno de los primeros puentes fijos que se construyeron en Zaragoza, existiendo anteriormente tan solo pontones y puentes de tablas que a menudo se veían destruidos por las avenidas del Ebro. Cuando se construyó el Puente de Hierro a finales del siglo XIX, tan solo existía como estructura fija para el tránsito de personas y vehículos el puente de Piedra constuido en el siglo XV.




Sobre 1987. Fotografía aérea desde la margen izquierda del Ebro. En primer lugar se aprecia el inicio de las obras del que sería el Puente de La Unión ó de Las Fuentes, construido en 1989. Al fondo los puentes de Hierro, de Piedra, de Santiago y del Ferrocarril.



Las viejas edificaciones y el Puente de Hierro al fondo. A orillas del Ebro, en las proximidades del Puente de Nuestra Señora del Pilar (Hierro) cercano a la Plaza de las Tenerías, fue siempre, un característico emplazamiento de mayores y chicos. Éstos últimos, pasaban largas horas en el entorno del río, con sus peculiares playas naturales, y con muchas piedras, que servían para realizar verdaderas batallas campales...¡cosas de crios!. Años después, los más pequeños encontraron nuevos entretenimientos, como por ejemplo, comprar y cambiar tebeos de "Roberto Alcazar y Pedrín ó El Guerrero del Antifaz" en "Casa Amadeo" , en pleno Coso Bajo.

¡Entrañables e inolvidables aquellos tiempos pasados!




Puente de Hierro a comienzo del siglo XX. La vida zaragozana ha cambiado notablemente, y en esa evolución las mayores transformaciones se han operado en las personas: costumbres, educación etc. Hace ya bastantes décadas, aún no existía el afán peatonalizador y los ciudadanos del centro histórico todavía podían aparcar en algún lado. Quien no recuerda aquel Ebro de la motonáutica en el río, los cabezudos corriendo de verdad, las carreras de motos en el Parque o aquella arriesgada forma de viajar "en la trabuca del tranvía".

1990. Foto aérea desde la margen izquierda (Barrio Jesús) donde se puede ver la importante remodelación que sufrió el puente. En 1991 se abrieron al tráfico los dos tableros laterales en forma de arco, y el viejo puente se reacondicionó para un uso exclusivamente peatonal.



Década de los 80. En primer término el Puente de Hierro y la entrada al Barrio de Jesús con el Barrio de La Jota al fondo, la empresa "Pikolin" aparece en primer término, a la derecha.

El cambio producido ha sido brutal y, por ser relativamente reciente, muchos zaragozanos podrán reconocer en la imagen aspectos ya casi olvidados.


El Barrio de Jesús es un núcleo desarrollado a la derecha de la antigua carretera de Cataluña, entre el Puente de Piedra y el del Pilar. La formación de este barrio tiene mucho que ver con el ferrocarril, puesto que la parcelación y urbanización del sector se aceleraron debido a la proximidad de la estación del Arrabal, su antiguedad pues apenas supera el siglo y medio.




La remodelación de 1990, puso fin a un Puente de Hierro de uso motorizado, para convertirse en un bonito y agradable paso peatonal.



Este tipo de barcas fueron antaño muy frecuentes en todo el recorrido del río Ebro. El flamante Puente de Hierro al fondo.



Foto anterior a 1880, en el entorno del actual Puente de Hierro (Nuestra señora del Pilar). Los Pontoneros colaboraban con la población y facilitaban algún paso, complementario al Puente de Piedra; el viejo de Tablas no siempre estuvo operativo.


La calle del Puente de Tablas, en el barrio de Jesús, nos recuerda el que allí hubo un puente durante muchos años y que subsistió hasta la construcción del nuevo Puente de Hierro.



Foto anterior a la construcción del Puente de Hierro, este mismo emplazamiento se utilizaría para la elaboración y adjudicación en 1879 de un nuevo Puente sobre el río Ebro.

Era frecuente que en este entorno del río, frente a las Tenerías, existiesen pasarelas rudimentarias, en muchas ocasiones construidas por el propio Ejército.


El famoso Puente de Tablas fue algo más "serio", pero las continuadas avenidas del río lo arruinaban constantemente. Parece ser que con la riada de 1813 desapareció ya definitivamente.

Se intentó construir por enésima vez, pero ya no fue posible, la ciudad tenía que hacer frente a demasiados gastos tras la Guerra de la Independencia.



Fotografía de principios del siglo XX. En primer término el Puente de Piedra y el Cuartel de San Lázaro. A la derecha se puede observar parte del Puente de Hierro.





Sobre 1894. El Puente de Hierro en fase de construcción. Fue en el año 1879, cuando la Dirección General de Obras Públicas concedió a Zaragoza el proyecto de un nuevo puente, que habría de levantarse frente a la Puerta del Sol, en las Eras de las Tenerías.




Tras ser inaugurado el nuevo Puente de Hierro en 1895, se compobró que el nuevo paso era apenas utilizado. El Puente de Piedra seguía siendo el más utilizado por todos. Para evitar este desuso, en 1938 el Ayuntamiento acuerda suprimir la doble dirección; desde ese momento se entra en la ciudad por el Puente de Piedra y se sale de ella por el de Hierro.



La adjudicación para construir el Puente de Hierro, recayó en la Maquinista Terrestre y Marítima de Barcelona por un total de 995.000 pesetas.



La foto corresponde a un 7 de mayo de 1887, cuando entre el júbilo de toda la población zaragozana, se procede a la colocación de la primera piedra del nuevo Puente, llamado oficialmente "Nuestra Señora del Pilar".

3 comentarios:

Bernardo José Mora dijo...
Hola. Estupendo reportaje. Desde siempre me han gustado los puentes. Es más, siento la necesidad de cruzarlos. (Y ese creo que lo he cruzado un par de veces.)
Víctor Barón dijo...
Al menos una de las veces lo habrás cruzado marchando, no?.
Gracias, Campeón.
mariano dijo...
la gente de Zaragoza, debería de interesarse por estos trabajos que llevas a cabo,cuando paseo con mi perra por debajo del puente de hierro...la mayoría de la gente, no sabe que ese mojón de piedras perteneció al antigüo puente de tablas.... el molino...tantos recuerdos!! enhorabuena Victor

2 comentarios:

  1. Buen articulo, andaba buscando información sobre el puente de hierro y he encontrado esto, muy bueno.

    ResponderEliminar
  2. Interesantísimo. Vivo desde hace 5 años en al Arrabal, a muy pocos metros del Puente de Hierro y tanto tu información como las fotografías me han permitido conocer un poco más la historia de este enigmático lugar que siempre seguirá sorprendiéndome. La recuperación de la Ribera ha sido catártico para la ciudad. Estoy explorando más información sobre el convento de San Lázaro porque creo que de ahí se pueden extraer también historias muy potentes. Necesito saber. Aquí hay mucho que contar y aprender. Un saludo y muchas gracias por compartir tu trabajo.

    ResponderEliminar